Etiquetas

,

«Estamos en barbecho y, como sigamos así, retrocederemos», afirma Lidia Falcón en el curso dedicado a Simone de Beauvoir

elcomerciodigital.com
24 Sep 2008
Por C. B. | AVILÉS

Lidia Falcón, ayer antes de su conferencia. / MARIETASu discurso es descarnado, directo, radical. Lidia Falcón permanece fiel a los principios que la han convertido en uno de los principales referentes del feminismo en España, de un feminismo con mayúsculas, revolucionario y crítico. Habla con la pasión de toda una vida dedicada a la lucha por la conquista de los derechos de las mujeres, en la que, asegura, «me he dejado trozos de piel; no nos han regalado nada». Por eso, sus palabras destilan decepción por la escasa ambición del panorama actual. «Se está rebajando el ideal feminista, cuyo propósito es cambiar el mundo».

Abogada, escritora y fundadora del Partido Feminista, Lidia Falcón participó ayer en el curso dedicado a Simone de Beauvoir en el Centro de Servicios Universitarios. La autora de ‘El segundo sexo’ no se libró de su crítica. «La única novedad que tenía ese libro era cuando decía que ‘la mujer no nace, sino que se hace’, frase con la que estoy en profundo desacuerdo», afirmó antes de reivindicar la memoria de feministas españolas como Concepción Arenal o Margarita Nelken.

Falcón dedicó su ponencia a los nuevos mitos del feminismo, muy alejados del feminismo político y militante que ella defiende. En su opinión, la lucha feminista se está concentrando en debates secundarios (como los cambios en el lenguaje o la tendencia por el multiculturalismo «que lleva a defender en ocasiones a culturas abiertamente machistas») en vez de concentrarse en las transformación integral que defiende su partido.

La abogada se mostró especialmente crítica con la Ley contra la Violencia de Género. «Hace dos años publicamos un estudio (‘Hacer los derechos realidad‘, junto a Olga Campos) en el que señalábamos todos los defectos de la ley, pero éstos siguen ahí», afirmó. En su opinión, el gobierno centra el debate en «cuestiones que no cuestan dinero, como la laicidad, el aborto o el matrimonio homosexual, y se olvida de invertir en la reforma de la Justicia, la Educación, la Sanidad o las infraestructuras». «Los dos grandes partidos se pierden en discusiones y la ciudadanía tiene que entretenerse con ‘Gran Hermano’», afirmó.

El panorama, según Falcón, es pesimista. «No se está avanzando por ningún camino, estamos en barbecho y, como sigamos así, retrocederemos», afirmó en alusión a la «ofensiva» contra las clínicas abortivas y al proyecto de reforma del Código Civil catalán que incluirá las reivindicaciones de las asociaciones de padres separados, formadas, comentó, «en su mayoría por maltratadores». En contra de las conquistas reivindicadas por el movimiento feminista, Falcón aseguró que «los planteamientos que defendimos en los setenta, como el aborto libre, la Educación o la creación de una red de asistencia social, todavía no se han cumplido».

Escéptica con la comisión de estudio de la reforma de la Ley del Aborto, Falcón acusó a las mujeres socialistas de «plegarse» ante sus compañeros respecto a las listas paritarias, contra las cuales se pronunció. «Fue una batalla que perdimos», concluyó.

Enlace a la fuente

Anuncios